• Inicio
  • Los PDET y el tema ambiental

Los PDET y el tema ambiental

De lo ambiental y el PDET

En complemento a lo anterior, en este punto uno “Hacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”, en el numeral 1.2. Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), señala que este Programa busca la transformación del ámbito rural para asegurar el bienestar y el buen vivir de la población en zonas rurales.

Precisamente, aquí es donde se encuentra esta estrecha relación entre lo Ambiental y el PDET, y lo que busca este enfoque socio-ambiental es que dicha transformación, que sugiere el PDET, tenga en cuenta que se requiere una transición en la relación sociedad naturaleza que vaya más allá de la búsqueda de tecnologías respetuosas con el medio ambiente, lo que se pretende es dar respuesta a las diferentes exigencias medioambientales y sociales, así como impulsar la innovación social al evolucionar comportamientos económicos, políticos y sociales de los ciudadanos, lo cual se logra con participación, información y formación en temas ambientales para tomar decisiones informadas y adecuadas con las características de cada territorio.

En el marco que establece el Acuerdo Final se fundamenta la importancia de este enfoque socio-ambiental, que en la práctica permita la incorporación de la dimensión ambiental en los procesos de renovación del territorio, ya que generar un Plan para la Transformación Regional (PATR) en las 16 Subregiones PDET, con sus iniciativas, acciones y proyectos implica un conocimiento por parte de las comunidades y de los diferentes actores acerca de las relaciones, las oportunidades en términos de valores ecosistémicos y de los conflictos socio-ambientales del territorio, lo que permite tener una disposición para debatir y construir entre todos.

Este enfoque de sostenibilidad socio-ambiental conlleva a que en el marco de los procesos de renovación del territorio la dimensión ambiental se desarrolle de manera integral, participativa y transversal. Esto quiere decir que lo ambiental se articula con los aspectos sociales, económicos e institucionales; que los ejes, acciones y proyectos se definen, se formulan y se ejecutan con la participación de las comunidades y entidades públicas del sector ambiental de una manera propositiva e innovadora, y por último, que es transversal y estructural a todo el proceso de construcción e implementación del PDET por parte de la Agencia, desde el inicio en la toma de decisiones para garantizar la sostenibilidad no sólo de las acciones sino del desarrollo territorial.

De acuerdo con lo anterior, incorporar la Dimensión Ambiental pretende Contribuir al uso sostenible de los recursos naturales y del ambiente en el marco de los procesos de renovación del territorio, que permita la articulación efectiva entre ambiente y paz, a través de:

  • Orientar la forma de utilizar los espacios del territorio para generar equilibrio entre las comunidades y los ecosistemas.
  • Fomentar proyectos ambientales y forestales que generen ingresos y propendan por la recuperación y conservación de los recursos naturales.
  • Generar capacidades en gobernanza ambiental para manejar adecuadamente biodiversidad y ecosistemas como parte del desarrollo regional.
  • Implementar estrategias de coordinación y gestión con las entidades del Gobierno Nacional, los entes territoriales, el sector privado, la cooperación internacional, la academia y la sociedad civil para la puesta en marcha de acciones y proyectos ambientales y forestales.

Orientación del uso del Territorio

El proceso de planificación y construcción de la visión territorial como ejercicio incluyente y participativo de las comunidades y demás actores estratégicos de las zonas priorizadas, contará con el análisis de información estratégica, como la línea base territorial, análisis de conflictos territoriales y sociales, análisis de desigualdad y de brechas de pobreza, caracterizaciones socioeconómicas por  hogares, para construir rutas específicas de intervención pertinentes por cada territorio de acuerdo con sus particularidades.

En el marco de esta planificación y construcción de la visión territorial las comunidades deben contar con la información sobre la situación ambiental de su territorio de tal manera que le permita interactuar y definir en trabajo conjunto con los demás actores en un diálogo de saberes, los ejes, acciones y proyectos ambientales y forestales para su territorio, es decir, su visón ambiental, la cual determina la relación de la comunidad con sus recursos naturales, lo cual es la base para muchos de los procesos a adelantar como los productivos y la provisión de bienes y servicios.

Dentro de este proceso es importante el ordenamiento territorial que implica planear los usos adecuados de una determinada área para aprovechar ese espacio sin deteriorar los recursos naturales, que involucra un ordenamiento ambiental, social y productivo. Dentro del ordenamiento ambiental las determinantes ambientales se convierten en el eje estructurante para definir una intervención, es clave la Zonificación Ambiental Participativa y la delimitación de la Frontera Agropecuaria que está establecida en el punto 1 del Acuerdo de Paz, numeral 1.1.10, como insumo para conocer y orientar los usos el territorio.

 

Fomento de proyectos ambientales y forestales

Este componente está orientado al fomento de proyectos  ambientales y forestales que contribuyan a la generación de ingresos, que se ejecuten en el marco del manejo sostenible y la conservación del ambiente y los recursos naturales renovables, los cuales pueden ser de pequeña o gran escala según la construcción de la visión territorial que plantean las comunidades, la cual está sustentada en las características y potencialidades del territorio y orientada a las siguientes líneas:

  • Proyecto Ambientales: están orientados a ser complementarios a las actividades productivas que permitan recursos adicionales, aperturas de mercados, bienestar a los habitantes y generar nuevas opciones de ingresos en los territorios.
  • Pagos por servicios ambientales: Proyectos orientados a generar beneficios a la sociedad producto de la conservación de los Ecosistemas.
  • Negocios verdes: Proyectos dirigidos a reactivación económica en las que se ofertan bienes o servicios, que generan impactos ambientales positivos, incorporan buenas prácticas ambientales, sociales y económicas con enfoque de ciclo de vida, contribuyendo a la conservación del ambiente.
  • Buenas Prácticas Ambientales: Proyectos direccionados a reducir el impacto ambiental negativo que causan lo procesos productivos.
  • Turismo Naturaleza: Proyectos que promuevan el desarrollo socio cultural, económico y ambiental, haciendo aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de los territorios con el fin de mejorar la calidad de vida de las comunidades de manera incluyente y equitativa.
  • Energías Alternativas: Proyectos desarrollados con fuentes de energía que utilizan recursos inagotables con el objetivo de brindar soluciones eficientes, sostenibles e inteligentes, a las comunidades beneficiarias.

Es importante tener en cuenta que los territorios de intervención de la Agencia se caracterizan por tener una gran riqueza de recursos naturales donde la comunidad debe implementar un manejo adecuado para evitar impactos negativos que conlleven el deterioro del ambiente.

En este sentido, es indispensable conocer la situación ambiental del territorio y la normatividad vigente con el fin de identificar los aspectos ambientales clave que permitan orientar la construcción de la visión territorial, la elaboración de Planes de Manejo Ambiental (PMA) y la incorporación de Buenas Prácticas Ambientales (BPA) en la implementación de proyectos ambientales y forestales.

  • Proyectos Forestales: dirigidos a recuperar la vocación forestal producto de deforestación por cultivos ilícitos, expansión de la frontera agrícola, degradación del bosque natural por tala ilegal, y en general por cambio de uso del suelo.    
  • Plantaciones forestales: Proyectos de reforestación para restaurar áreas degradadas o plantaciones forestales comerciales que generen acumulación de capital a sus propietarios. Las plantaciones comerciales son de ciclo largo por tal razón no se recomienda como medida de generación de ingresos en el corto plazo.
  • Manejo Forestal Sostenible del Bosque Natural (MFS-BN): estos proyectos están dirigidos al aprovechamiento maderable y no maderable del bosque natural. Los bosques naturales deben permitir generar ingresos a las comunidades pero a su vez estas deben garantizar su permanencia en el tiempo como lo consagra la constitución de Colombia en su artículo 80, para ello es necesario realizar planes de ordenamiento forestal y manejo forestal sostenible que al momento de desarrollar el aprovechamiento forestal se garantice la conservación de la base natural.

Estos proyectos están sujetos al análisis de las determinantes ambientales, la zonificación ambiental y la planificación del ordenamiento productivo y de la propiedad rural que permitan  capitalizar la base natural existente en los territorios y lograr que las comunidades valoren y administren sus recursos naturales con el fin de garantizar el desarrollo sostenible de economías rurales lícitas de los territorios a intervenir.

 

Generación de capacidades para gobernanza ambiental

Generar capacidades en las comunidades es de gran importancia toda vez que son agentes de desarrollo y como tales se les debe informar, crear habilidades y formar para construir las bases y conformar sociedades consientes de los aspectos de su desarrollo, capaces de interactuar con diferentes actores sobre los asuntos ambientales de su territorio que les permita articular sus intereses, resolver conflictos y ejercer sus derechos y deberes en relación con el acceso y uso de los recursos naturales.

De hecho, es importante el rol que juega la educación ambiental y el involucramiento de los niños, jóvenes y mujeres para adquirir mayor sensibilidad y conciencia sobre el manejo del ambiente, así como las habilidades necesarias para resolver los problemas ambientales, que permita conservar el capital natural actual sin afectarlo para las futuras generaciones.

En este sentido, se hace necesario impulsar la generación de capacidades a las entidades y organizaciones para que administren de manera adecuada los recursos naturales presentes en su territorio, solucionen sus conflictos ambientales y fortalezcan la convivencia en su comunidad, e implementen mecanismos de seguimiento, control social y rendición de cuentas.

 

Coordinación y gestión de acciones y proyectos ambientales y forestales

La coordinación interagencial pretende aunar esfuerzos, concertar y sincronizar acciones entre diferentes actores del sector público y  privado, y con los organismos de cooperación internacional para dar respuesta de manera acertada, oportuna y con una lógica de intervención entorno a los ejes, acciones y proyectos ambientales planteados por las comunidades.

Esta coordinación juega un rol importante no sólo en la construcción de la visión ambiental del territorio donde se hace necesario la presencia de entidades con el fin de desarrollar un trabajo conjunto entre estas y las comunidades alrededor de las diferentes propuestas planteadas, sino en la financiación para la ejecución de las acciones y proyectos ambientales y forestales propuestos en el marco de los Planes de Renovación.

De hecho, lograr la financiación de las propuestas es un proceso complejo debido a las escasez de los recursos que requiere de estrategias integrales de gestión de recursos (técnicos, financieros, humanos, etc.) que permitan llamar la atención sobre los ejes, acciones y proyectos ambientales y forestales identificados en estos territorios por las comunidades, negociar y aunar esfuerzos, con el fin de adecuar la oferta de las entidades a las particularidades de las zonas, así como articular los intereses de las diferentes partes interesadas para contribuir en el desarrollo de los territorios.

Estas estrategias integrales de gestión deberán estar orientadas a los diferentes ámbitos de la administración pública, entendido como lo local, lo regional y lo nacional, además vincular no solo al amplio espectro de actores ambientales y, en los casos que amerite, otros sectores como defensa, desarrollo rural, entre otros, sino involucrar al sector privado y la cooperación internacional, que permitan impulsar la dimensión ambiental como uno de los engranajes para la reactivación económica, social e institucional de los territorios.

 

Acerca de este Portal Nexura